Talleres y proyectos de Musicoterapia • 639 678 489 • domingo@latapia.es


Despúes de 6 años intGuarerviniendo como musicoterapeuta ininterrumpidamente en el ámbito educativo, más en concreto en el ámbito curricular, integrando mis intervenciones en la Programación General Anual de los centros donde he intervenido, puedo asegurar que la musicoterapia es verdaderamente pertinente en el proceso educativo.

Desde la neurociencia y la neuroeducación, podemos afirmar que existe una relación fundamental entre emociones, sentimientos y aprendizaje. Y la musicoterapia, con una intervención sistemática que utiliza la música como herramienta, proporciona muchos estímulos para que el aprendizaje se convierta en emocionante,  influyendo poderosamente en la creación de un ambiente prosocial donde la creatividad, la escucha, la emisión de calidad, la autoestima, la empatía y la solidaridad se hacen presentes.


La musicoterapia en el curriculum inciden principalmente en los ámbitos de la inteligencia emocional y social, por tanto en los ámbitos de la convivencia y la motivación para aprender, teniendo un reflejo claro en todas las competenciasl clave. Utilizando ritmo, melodía y armonía (los elementos de la música) por medio de un proceso sistemático llevado a cabo por un musicoterapeuta titulado, ayuda a mejorar, recuperar y estimular el desarrollo global del niño.

Pero nuestra intervención tienen unos presupuestos que la hacen muy interesante para el ámbito educativo. En nuestra intervención nos adherimos a los postulados de la psicología positiva (uno de cuyos máximos exponentes es Selligman) que pone su foco en las FORTALEZAS de las personas y no en sus debilidades, como siempre se ha tratado. Ese será una de nuestras grandes metas: hacer patentes, con nuestra intervención musicoterapéutica, las fortalezas personales de cada uno, ayudar a alumnas y alumnos a tener una visión positiva de ellos mismos, de los demás, de las relaciones, de forma que el esfuerzo de aprendizaje que han de hacer en la etapa educativa en los centros, tenga el mejor ambiente interno (intrapersonal) y externo (extrapersonal). De hecho no puede ser de otra manera, porque las FORTALEZAS son, a la vez, intrapersonales e interpersonales, no es posible diferencias ámbitos porque nadie es capaz de vivir y ser sin los demás.

La meta, desde estos postulados, es la personalidad prosocial, que podemos definir, en nuestro caso, como el mapa conceptual de toda nuestra intervención y que representamos (partiendo de la interesantísima propuesta de Roche) de una forma gráfica así:


La creatividad, entendida como la iniciativa fundamental para afrontar la existencia, activamos curiosidad, imaginación, capacidad de observación, inspiración, flexibilidad, decisión, independencia, aceptación de la limitación, resiliencia, persistencia, iniciativa, autoestima y asertividad.

La activación de la creatividad personal y grupal da paso a procesos de comunicación a través de la música como escucha profunda o emisión de calidad que predisponen a dar y recibir,a realizar valoraciones positvas de los demás y fijarse en formas de actuar prosociales. Experimentar nuestras propias fortalezas y las de los demás nos ayudan a aumentar autoestima, empatía, nos provocan sentimientos de seguridad y de bienestar que ayudan a que nuestra motivación por el aprendizaje sea mucho mayor, más placentero, más emocionante.

Como musicoterapeuta, esta actividad podemos enmarcarla, por una parte, dentro de la corriente de la musicoterapia comunitaria, que pone su foco de atención en el grupo, la comunidad, en su latido, en su expresión sonora como conjunto. Los ritmos individuales y absolutamente personales, las melodías que individual y grupalmente surgen, han de enmarcarse en un contexto armónico. Mayor armonía sonora expresa mayor nivel de convivencia prosocial, marco absolutamente necesario para que haya una gran motivación para el aprendizaje y el esfuerzo que ello conlleva.

Por otra parte, nuestra propuesta podría denominarse musicoterapia proventiva, muy coherente con el marco educativo en el que nos encontramos. La provención parte de la necesidad de dotar a las personsas, de proveerlas, de la conciencia de sus fortalezas y ayudarlas a desarrollarlas y a utilizarlas en su vida para alcanzar un nivel grande de bienestar.

En definitiva, nuestra propuesta de intervención, de una forma muy resumida, podemos expresarla gráficamente de esta manera:


Nuestra intervención, centrada en el ámbito emocional, como señalábamos más arriba, es una intervención muy lúdica, muy creativa y muy estructurada. Por una parte, nuestros objetivos son complementarios con los que la PGA señala para cada nivel. Nuestra inserción en la marcha del centro educativo es total y coordinada.

Es una intervención creativa y procesual porque es la pulsión creativa la que nos indica el itinerario a seguir, partiendo de una escucha profunda del grupo con el que intervenimos para detectar sus fortalezas y ponerlas en juego sonora y musicalmente.

Es lúdica porque utilizamos un personaje inventado por nosotros, Bajoca, como parte importante del hilo conductor de nuestra intervención. Bajoca es nuestro maestro en los ámbitos de la inteligencia emocional y social y tambien maestro en el cuidado de la Naturaleza. Un personaje identificado con nuestra cultura. No es un payaso de circo, sino un personaje que encarna la alegría, la visión positiva de la vida y el bienestar y que está profundamente identificado con el ser humano precioso e irrepetible y con la Tierra, nuestra casa común, preciosa e irrepetible.  Contamos con un amplísimo repertorio de canciones propias, de cuentos creados ad hoc que cantamos a los grupos y de juegos musicales también propios, sin contar las innumerables canciones, narraciones y juegos que surgen en cada grupo, en cada estación, en cada periodo... El canto, el juego y la improvisación son tres herramientas fundamentales de nuestra intervención.

Llámanos. Es mejor que hablemos cara a cara

Aunque lo aquí escrito resume bastante bien nuestra propuesta de intervención musicoterapéutica en las aulas, la emoción, las experiencias, los matices, las reflexiones que podemos hacer en una reunión son mucho mejores. Nada como el cara a cara para dialogar sobre vuestras expectativas y posibilidades y sobre la oferta de intervención que ofrecemos. Así que si quieres conocer a Bajoca, llámanos. Es mejor que hablemos cara a cara. Nuestro teléfono: 639 67 84 89. Nuestro correo-e: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla .

Somos profesionales cualificados para la intervención en las aulas

La musicoterapia es una disciplina y, por lo tanto, cuenta con un cuerpo científico, con técnicas y procesos precisos, con una formación reglada (en nuestro caso español, un master de postgrado), con organismos reguladores como la Federación Mundial de Musicoterapia (WFMT), la Confederación Europea de Musicoterapia (EMTC), la FEAMT (la Federación Española de Asociaciones de Musicoterapia) y la Asociación de Musicoterapia Región de Murcia (AMTRM). Todos ellos velan porque las personas que ejercemos la musicoterapia tengamos la formación precisa, o sea, unos estudios postgrado de al menos 60 ECTS, procesos de supervisión constantes y nos rijamos por los principios éticos y deontológicos que se han fijado para nuestra profesión.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

MUSICOTERAPIA, MOTIVACIÓN Y CONVIVENCIA EN LAS AULAS.

Hemos constatado que para incrementar notablemente la motivación para el aprendizaje y la convivencia, es necesario mejorar el ambiente prosocial en las aulas. Mediante la intervención musicoterapéutica somos capaces de incrementar la prosocialidad, alcanzando con ella una presencia positiva y unidad que podemos definir con Roche como una presencia personal que expresa actitudes de proximidad psicológica, atención, escucha profunda, empatía, disponibilidad, ayuda y solidaridad para con otras personas, contribuyendo a un clima psicológico de bienestar, paz, concordia, reciprocidad y unidad en un grupo.

MT en las aulas