Talleres y proyectos de Musicoterapia • 639 678 489 • domingo@latapia.es

La Tapia : Dinamización Creativa

Si en una fiesta, una verbena popular o un encuentro de amigos quieres que la gente se mueva, que se mezclen, que se encuentren unos con otros y que se provoque un momento de alegría colectiva, sólo tienes que hacer sonar alguna canción como LA RASPA, una canción bailable en gran grupo y muy conocida. Y si no la conoces, es tan pegadiza que después del primer estribillo ya sabes bailarla y cantarla.

Y así pasa en España desde finales de los años cuarenta del siglo pasado, más exactamente desde que en 1948 la grabó Chelo Villarreal, aunque la canción es de origen mejicano y se remonta a 1930 más o menos, siendo su origen, muy posiblemente Veracruz. La Raspa ha surgido de una mezcla de bailes, sones y ritmos aztecas, mayas, yaqui, africanos y europeos. Posiblemente por esta razón está en la identidad sonora de tantos pueblos.

Me decidí a buscar información sobre esta canción para utilizarla en las sesiones de musicoterapia en el ámbito gerontológico y con mayores con Alzheimer en el que tengo la suerte de trabajar como musicoterapeuta.


Lo primero que encontré fue la letra original:

Leer más...

Musicoterapia en Geriatría




La sesión de musicoterapia en el Centro de Día "Virgen de las Maravillas" de Cehegín, resultó ser una hermosa celebración del día de los enamorados.


El viernes 14 de Febrero, día de los enamorados, comenzamos la sesión de musicoterapia en el Centro de Día “Virgen de las Maravillas” de Cehegín (Murcia) como siempre, haciendo una ronda tranquila, pausada y saludando a cada usuaria y usuario detenidamente, preguntando  cómo estaba, cómo se sentía, qué tal había pasado la semana. Por supuesto, lo hacemos siempre con una sencilla canción: “Hola, N., ¿cómo estás?... Yo estoy bien, ¿Y usted qué tal? La, ra, la…”. Una canción que, a fuerza de repetirla en cada sesión y por ser tan pegadiza, cantan por los pasillos, cantan los monitores, cantan por la mañana y por la tarde, cantan cuando me ven al entrar en la sala. Empieza a ser un saludo habitual entre usuarios y profesionales, sobre todo los viernes, el día de la sesión de musicoterapia. Es una canción que predispone a la alegría, a compartir, a levantar el ánimo, a relacionarse con los demás. Por eso es la canción que abre todas nuestras sesiones, llevando a cabo con ella un reconocimiento explícito de cada usuario que participa en el grupo, utilizando una palabra poderosa para que se haga efectivo: el nombre de cada persona. Es la canción que permite al grupo elevar su tono socio-afectivo, creando un ambiente prosocial.

Leer más...

Recordar el pasado con agradecimiento, vivir el presente con esperanza.

    La experiencia de trabajo con este grupo de personas en AFAD MOLINA no puede ser más intensa y estimulante. El esquema de trabajo es bien conocido: apoyarse en la música imborrable de estas personas y esa música no es otra que la que experimentaron cuando tenían entre 20 y 30 años. Sí, allá por los 1945 hasta 1960. Apoyarse en sus cualidades y posibilidades. Así que tenemos un listado de las canciones más populares y alrededor de ellas vamos desarrollando sesiones que están muy estructuradas pero que permiten momentos de improvisación y creatividad.
    Estas canciones son capaces de provocar muchos recuerdos en estas personas. Pero no sólo las canciones, que presentamos y trabajamos en la primera sesión de la semana (trabajamos el lenguaje, el sentido de la canción, su ritmo, su melodía, la acompañamos con instrumentos), también vamos escribiendo pequeños cuentos en prosa y en verso que desarrollan y presentan algunas de las experiencias que ellos tuvieron y algunas de las actitudes que queremos trabajar y que utilizamos en la segunda sesión semanal. La tercera sesión (última de la semana) es el recuerdo de lo anterior y la celebración de algún aspecto importante que ha surgido en las anteriores sesiones. Siempre con la canción de la semana como hilo conductor.
    El objetivo principal es bien claro: estimular su memoria para agradecer todo lo bueno recibido y vivir esta etapa con esperanza. Por eso son tan importantes testimonios como el de una usuaria recientemente que, al terminar una de las sesiones, resumió su estado emocional con esta frase: “¡Qué corazón más grande se nos queda!”.

Leer más...

MUSICOTERAPIA, MOTIVACIÓN Y CONVIVENCIA EN LAS AULAS.

Hemos constatado que para incrementar notablemente la motivación para el aprendizaje y la convivencia, es necesario mejorar el ambiente prosocial en las aulas. Mediante la intervención musicoterapéutica somos capaces de incrementar la prosocialidad, alcanzando con ella una presencia positiva y unidad que podemos definir con Roche como una presencia personal que expresa actitudes de proximidad psicológica, atención, escucha profunda, empatía, disponibilidad, ayuda y solidaridad para con otras personas, contribuyendo a un clima psicológico de bienestar, paz, concordia, reciprocidad y unidad en un grupo.

MT en las aulas